Taller de narrativa. Mogarraz. Viernes, 7 de noviembre

10389493_10152846675299044_5400329447758212909_n 20141107_180452 20141107_180501 20141107_180759 20141107_180812 20141107_181748 20141107_181759 20141107_18180710408565_10152846675239044_4328903336794642441_n 10415631_10152846675859044_7856419015575267829_n 10428032_10152846675509044_6954609143639322232_n 10440645_10152846675359044_373904998182453881_n 10628457_10152846675289044_6878581050763399514_n 10802083_10152846675609044_911279460753654720_n 10806278_10152846675924044_8551710575654816246_n

 

 

 

Tareas Mogarraz

Desandar lo andado

 

 

FRANCISCO OLIVER MOLINA

 

Sentidos

Olor: las batatas, el tomate, las cebollas, el tomillo, el carbón, las velas.

Sabor: un buen cocido, sopa de ajo, torrijas.

Sonido: el de las campanas, el de la pizarra, el ladrido de un perro.

Imagen: ver un tren, ver el mar, ver un puerto de mar.

Sensación: la textura del madroño, de la ortiga, de la zarza

 

Plantar semillas

La huerta profunda busca con paciencia los sentimientos de la gente

 

Mi pueblo es hermoso, huele a flores, a leña. En mi pueblo descanso. Lo mejor de mi pueblo son los ríos, los robles y los castaños. En mi pueblo hay un río que tiene una ruta llamada la ruta del agua. Si mi pueblo fuera una ciudad, no estaría en él.

 

 

PEDRO GARCÍA DOMÍNGUEZ

 

Sentidos

Olor: a humo, a encina, a cera.

Sabor: el de la morcilla.

Sonido: el de un cencerro en la distancia, el de la bollada.

Imagen: el río Yeltes bajo un puente

Sensación: el tacto de la lana de oveja merina

 

Plantar semillas

En la huerta pequeña Manuel sueña lentamente con su vida de ceniza que se deshace bajo la lluvia.

La calle mayor contempla sus cicatrices desde la ventana

 

Mi pueblo

Mi pueblo es una calle alta y estrecha que en invierno huele a humo de roble. Un día por la calle camina un cerdo llamado Antón. Es un cerdo solitario al que todos alimentan y que tiene el destino escrito en los cuartos traseros.

Lo mejor de mi pueblo son sus fiestas y sus fanfarronadas. En mi pueblo hay un arroyo que de vez en cuando se convierte en torrente. Si mi pueblo estuviera en un llano, no sería mi pueblo.

 Fotografías

 

ANTES, decenio de los 50

Yo, Pedro García Domínguez con mi querido padre, Pedro —un hombre bueno— y mi hermano menor, F. Javier. Un domingo —distinto al de la foto con mi madre— en el mismo lugar: en la glorieta de Cuatro Caminos de Madrid, semiesquina a Reina Victoria. Tomada por el mismo fotógrafo: Rupérez, frete a SINGER. Solíamos dar un paseo y jugar cerca del Campo del Metropolitano del Atlético de Madrid.

pedro 1

 

ANTES,

en el decenio de los 50, con mi querida madre y mis hermanos. Yo, Pedro; F. Javier; mi madre, Inés, que cantaba por las mañanas y cuidó de que no se apagase el fuego de su hogar; Inesita Y Víctor José, que jubilado, emigró en busca de la luz a Oaxaca, México. La instantánea está tomada en la glorietqa de Cuatro Caminos, Madrid; un domingo, después de misa, soliamos dar un paseo antes de comer. Esta tomada por Ruipérez, delante de SINGER, que aún existe, semiesquina a Reina Victoria.

 

pedro 2

 

EN LA ACTUALIDAD

Ceremonia matrimonial de Concha Hernández Vicente y Pedro Gª Domínguez. Oficiada en el Palacio Omeya (s. VIII) de Philadelphia, en la ciudadela nabatea de Ammán, Reino Jachemita de Jordania, oficiada por el embajador de España, Antonio López Dey.

El Paraíso está donde está nuestro corazón. Este lugar sagrado lo llamo mi Arcadia Feliz, el lugar donde amo y soy amado, es decir Mogarraz.

pedro 3

 

 

 

 

 

FERENT VOICHIZA

 

Sentidos

Olor: el del pan horneándose.

Sabor: el del jamón.

Sonido: el del cuco.

Imagen: mi madre.

Sensación: tocar a mis hijos.

 

Plantar semillas

El pueblo alegre busca con rabia el amor bajo la luna.

El campo mayor mira tarde las normas sin calles.

 

Mi pueblo es un pueblo con nieve, huele a carne asada. Un día en mi pueblo se resbaló un camión. Lo mejor de mi pueblo es mi casa. En mi pueblo hay un río muy pequeño y bonito en verano. Si mi pueblo fuera español, yo viviría en él.

 

 

LUCÍA MAILLO CALAMA

 

Sentidos

Sabor: las migas de mi madre, la tortilla de mi abuela, las obleas de mi tía (lo que llaman los mocos).

Sonido: las carracas en Semana Santa y la canción del Dúo Dinámico “El final del verano” (me trae unos recuerdos maravillosos de mi adolescencia).

Imagen: el día de mi comunión fue el día más triste de mi vida, llovía y fue para mí desolador.

Sensación: tener en las manos una anguila, sentí un terrible asco.

 

Plantar semillas

La Plaza Mayor es muy bonita y contempla a veces el aire que entra en la sierra.

 

Mi pueblo es precioso, huele a orujo, a hongos, a madroños. Un día en mi pueblo puedes ir a caminar por el camino del agua. Lo mejor de mi pueblo es todo él. En mi pueblo hay un río, el Monforte. Si mi pueblo fuera más grande, tendría más gente y tendríamos más compañía.

 

 

FRANCISCA INESTAL CAMPOS

 

Sentidos

Olor: de la vendimia, a membrillo, a manzana asada

Sabor: a carne asada, a mermelada, a chocolate, a arrope.

Sonido: el del tamboril, las campanas, el búho, el canario, el caracol, la cigarra.

Imagen: ver amanecer cuando nieva, cuando estamos en el monte

Sensación: las caricias de mis nietas, la casa cuando está limpia, el olor a colonia.

 

Plantar semillas

La calle oscura se cruza lentamente bajo la lluvia.

 

Mi pueblo

Mi pueblo es bonito, huele a limpio. Un día en mi pueblo es alegría, y lo mejor de mi pueblo son sus gentes. En mi pueblo hay un río que es precioso y grande. Si mi pueblo estuviera más cerca de Salamanca sería un lujo.

 

 

VISITACIÓN CASCÓN PUERTO

 

Sentidos

Olor: a vino de las bodegas, a castañas, a maíz, a brasero de cisco, a ropa antigua, a manzana colgada.

Sabor: a pan recién sacado del horno.

Sonido: la gaita y el tamboril. El toque de ángelus, el sonido del búho.

Imagen: la primera vez que vi el mar, un atardecer con nubes rojas, la lluvia de estrellas por San Lorenzo.

Sensación: la ropa limpia cuando venía del río, las uvas en la parra.

 

Plantar semillas

En la iglesia mayor se contempla tristemente el recuerdo del cementerio.

 

Mi pueblo es pequeño y hermoso, rodeado de huertos. Mi pueblo huele a vino y leña. Mi pueblo se llena de turistas para hacer el camino del agua. Lo mejor de mi pueblo son sus gentes, sus costumbres. En mi pueblo hay un río, el charco el diablo y la ruina encantada. Si mi pueblo fuera llano, perdería el encanto que tiene.

 

 

ROCÍO HERNÁNDEZ IGLESIAS

 

Sentidos

Olor: a laurel, a matanza, a aguardiente.

Sabor: el de las natillas, el de la jalea, el del caramelo de azúcar.

Sonido: el de las zumbas, el del reloj de la torre.

Imagen: cuando cayó una granizada.

Sensación: el tacto de ordeñar una cabra, el de la tela de seda.

 

Plantar semillas

El colegio es pequeño y sueñan los niños a veces.

 

Mi pueblo es Mogarraz. Huele a rosas y a humo. Un día en mi pueblo llegaron los titiriteros. Lo mejor de mi pueblo es la iglesia y la torre. En mi pueblo hay un río, el Francia. Ay, si mi pueblo fuera más grande.

Fotografías

 

  1. Año 1945, tenía 5 años. Estaba en un púlpito sentada, que es como un pollo de piedra. El pollo está en el solano, es el púlpito de Facio. Estaba con mi madre, mi tía Francisca, mi hermana Teresa y mi primo Leo. Tenía puesta una falda tableada con un peto, y era verde, con zapatos negros.

 

  1. Esta foto es del año pasado, es en Cornil, que estuvimos de excursión. Estamos en las afueras del hotel, con nuestra amiga de Sequeros. Hay un jardín muy bonito, mi marido tiene gafas y gorra, pantalón vaquero y chaqueta gris. Mi amiga tiene jersey de rayas azul marino, pantalón gris y zapatillas blancas. Nos lo pasamos muy bien.

 

 

ISABEL MAILLO Y AGAPITO HERNÁNDEZ

 

Sentidos

Olor: a piel curtida o a vino, e olor del cerdo.

Sabor: a rosquillas, a membrillo, a arrope.

Sonido: de las campanas, de los cencerros, el del pasodoble.

Imagen: cuando dejamos a la niña en el colegio, el arco iris.

Sensación: el tacto de la manzana, el de ordeñar una cabra, el del ratón.

 

Plantar semillas

La casa mayor vende tristemente el silencio de los niños.

 

Mi pueblo es Mogarraz, en la Sierra de Francia. Huele a limpio y a flores. Un día en mi pueblo hay una semana cultural. Lo mejor de mi pueblo es la gente y la torre. En mi pueblo hay un río y el puente Monforte. Si mi pueblo tuviera playa sería el mejor de España.

 

 

CANDELA MAILLO

 

Sentidos

Olor: a castaña asada, a vino

Sabor: a rosquillas, a cabrito, a miel

Sonido: de las campanas, del reloj de la torre.

Imagen: del otoño

Sensación: el tacto de los ratones, el tacto de los gatos.

 

Mi pueblo es Mogarraz y huele a rosas. En mi pueblo hay buenas fiestas. Lo mejor de mi pueblo es la iglesia. En mi pueblo hay un río, el Francia. Ay, si mi pueblo fuera  Salamanca.

 

 

CARMELA CASCÓN MARTÍN

 

Sentidos

Olor: a naftalina, a café de puchero, a membrillo.

Sabor: a panceta, a caramelo de azúcar, a caracol.

Sonido: de las campanas, del reloj de la torre.

Imagen: de una nevada, del paisaje de otoño.

Sensación: el tacto de la masa de dulces, el tacto de ordeñar, de tocar telas.

 

Plantar semillas

El pueblo pequeño alegra a veces el corazón de los niños.

 

Mi pueblo es bonito y típico. Huele a flores en primavera y a vino en otoño. Un día en mi pueblo hubo teatro. Lo mejor de mi pueblo es la gente divertida. En mi pueblo hay un río, el Milano, con la mora encantada. Ojalá que mi pueblo estuviera más cercano a la ciudad

 

Fotografías

Recuerdo una niña que lo pasaba muy bien y era muy feliz.

La primera muñeca que me regalaron me puse muy contenta y disfrutaba mucho jugando con ella. También jugaba con muñecas recortables cambiándoles trajes diferentes.

Me acuerdo mucho de los primeros años de ir al colegio con las monjas que había en el pueblo, lo pasábamos muy bien. Entre estas monjas, la que más marcó mis recuerdos fue la que todas las mañanas abría la puerta del patio, era muy bajita y se llamaba Socorro (Socorrito para nosotras)

Otro momento imborrable en mi memoria fue cuando nos cambian a maestra nacional, todos en fila hasta llegar al otro colegio, acompañadas de las primeras autoridades del pueblo, y el párroco. Nos sentimos emocionadas e importantes.

 

Recuerdos actuales

Veo la foto de ahora y nada que ver con la de niña, nos cambia todas las cosas de nuestra vida, pensamos en lo que hacemos, hay que resolver dificultades, tienes tristezas, alegrías, pero todo esto tiene su lado bueno, hay que saberlo encontrar. Con la  madurez que nos dan los años también encontramos cosas muy buenas si sabemos buscarlas.

 

 

ESPERANZA VICENTE CRIADO

 

Sentidos

Olor: a café (cuando era pequeña, en casa con mis padres, teníamos café y ese olor estaba en toda la casa).

Sabor: el del membrillo, el de la carne guisada

Sonido: el canto de los jilgueros y las carracas en la Semana Santa, la canción de Gloria.

Imagen: montar en avión y ver los volcanes, y cuando vi el mar por primera vez.

Sensación: de coger una rana, de acariciar un pájaro, y desagradable, el tacto de una oruga

 

Plantar semillas

El pueblo alegre sueña lentamente con el amor sobre la sierra.

 

Mi pueblo es pequeño y bonito. Huele a vino y aguardiente en otoño, a limpio. Un día a mi pueblo vino Vicente del Bosque y el periodista de las corbatas (Luis Carrascal). Lo mejor de mi pueblo es el ambiente y el paisaje. En mi pueblo hay un río, el charco grande y el charco del diablo. Ojalá que mi pueblo fuera  más grande y hubiera trabajo para que nadie se fuera de él.

 

 Fotografías

Madre Concha

En esta foto tengo tres o cuatro años. A mi mano izquierda tengo a mi hermano Pepe; y detrás de mí, mi hermana mayor Francisca (Kika) posa sus manos encima de mis hombros. Los demás son  tres primas y un primo.

El día de la fiesta del pueblo venia el fotógrafo y es cuando nos hacíamos las fotografías con los familiares.

Me han dicho mis familiares que soy yo, de lo contrario no me reconocería; mis hijos dicen que una de mis nietas Sofía es igual que yo en esta foto, incluido el corte pelo.

 

 

Madre de Concha 2

 

 

Esta foto nos la hicimos con toda la familia en la puerta de nuestra casa. Vivíamos en Foncastin provincia de Valladolid;  mi marido y mis cinco hijos el mayor de 11 años y la menor de tres. Yo tenía 32 años.

Mi marido trabajaba en el  IRIDA  con maquinaria pesada dragando ríos empresa que pertenecía al Ministerio de Agricultura (hoy TRAGTSA).

Es mi foto preferida de todo el álbum familiar. Eran tiempos muy difíciles y con cinco hijos viajando por toda España a donde nos enviase la empresa; pero  son hermosos recuerdos.

 

 

 

 

 

 

 

 

TERESA HERNÁNDEZ IGLESIAS

 

Plantar semillas

La plaza alegre busca a veces el amor bajo las ramas.

 

 

 

Mi pueblo es el más bonito. Huele a limpio porque se barre todos los días. Un día en mi pueblo oí a unos forasteros decir que era el pueblo que más les había gustado. Lo mejor de mi pueblo es el ambiente que se respira. En mi pueblo hay un río con el agua cristalina. Si mi pueblo fuera distinto estaríamos menos orgullosos.

 

FOTOGRAFÍAS

 

Comunión

Esta foto es de cuando tomé la primera comunión. Entonces la tomábamos a los 7 años. Éramos muchos niños, y los que eran más ricos, el traje era mejor. Me madre me decía, tú no te apures, mi niña, yo te preparo el vestido de los domingos y verás que bien te queda, pero la vecina le dijo : a la niña le vamos a poner el vestido que se puso mi niña el año pasado que le está muy bien, y así se hizo. El traje estaba completo, y me estaba muy bien. Entonces íbamos un niño y una niña de la mano, yo estaría muy contenta porque iba a recibir a Dios, porque entonces era tan severo que todo lo teníamos que hacer bien. Cuando salimos de misa y vamos a casa del señor cura, a tomar el chocolate. Estaba una niña que era la más rica del pueblo, con un vestido que parecía una novia, empezamos a tomar el chocolate y se lo tiró todo por el vestido. Empezó a llorar amargamente, y fue el señor cura y las hermanas a consolarla. Los demás seguíamos comiendo el chocolate tan felices, y después salimos por la calle, y la gente nos daba algo de dinero, a nosotros nos lo echaban en bolsa. Así que pasamos un día muy feliz.

A los siete y ocho años , como no teníamos juguetes en casa, nos íbamos para la plaza, a jugar a la comba, a la cabezota, a la chirumba, al corro la patata, a los dados, a las canicas, y muchas cosas más. Fuimos muy felices en nuestra infancia con muy poco

 

Noviazgo

Empezamos la edad de los quince y dieciséis años, cuando se empieza con las ilusiones de pavo, que aquél me gusta, que el otro mi mira, que este vestido no me sienta bien, que la falda tiene que ser más corta porque si no, voy a parecer una abuela, y así sucesivamente.

Ya vienen los dieciocho años, el noviazgo, que te guiña el ojo cada vez que te ve, que te mira y le relumbran los ojos, que te dicen muchos piropos bonitos y cariñosos. Todo eso ya te quiere decir algo, es un tiempo muy bonito.

Cuando ya le das el sí, a ese amor puro de cariño que será para toda la vida, te relajas y quieres que pasen las horas para estar juntos.

El noviazgo de antes era distinto al de ahora, que hacen lo que quieren. Esta foto que traigo aquí era una romería que los novios íbamos en los caballos, a un pueblo cercano. Nosotros ya llevábamos dos años saliendo, y mi spadres no me dejaban ir, fue un  primo mío y les dijo que me dejaran que él iba con su novia, entonces ya me dejaron y me dijo mi madre “ a ver qué se hace por ahí”.

Ese día en el caballo subiendo por la calle hasta llegar a la plaza, era como  una nube de alegría, tanto que yo no quería que parase el caballo.

Cuando los sábado me iba a buscar para ir al cine, había días que mi madre decía, esta noche no vas al cine, yo le decía por qué, y ella , porque lo digo yo. Así que yo le decía a mi novio, tú vete, qué vas a hacer aquí con los dos cirios. Los noviazgos de entonces eran muy complicados.

 

 

Casamiento

Nos casamos a los 23 yo y mi marido a los 27 años, muy enamorados. Estuvimos 50 años juntos , muy unidos y enamorados siempre. Al año de casarnos vino una niña, muy deseada, a los dos años vino un hermanito, todos muy contentos. Nos tiramos siete años trabajando todo lo que podíamos para nuestros retoños. Entonces llegó otro niño, que también fue muy querido, a los dos años de naces el niño abrimos un bar en nuestra propiedad, que parecía una cafetería, con cafetera eléctrica y se montó la primera televisión en color en el pueblo. Entonces había muy pocos televisores en el pueblo, así que en Semana Santa todos se iban al bar para ver las procesiones, los toros. Teníamos un tocadiscos con un altavoz que sonaba mucho. El día que había toros lo poníamos por la mañana con pasodobles, así cuando la gente oía el pasodoble decían, hay toros, y a las cinco de la tarde lo volvíamos a poner. Se llenaba el bar de gente, trabajábamos mucho los dos porque los niños eran pequeños. A los ocho años del pequeño llegó otra niña, que esa ya no la esperábamos, pero todos la quisimos mucho.

El bar lo tuvimos veinte años porque a mi marido no le iba mucho el humo y los ruidos. Entonces yo le dije, esto hay que solucionarlo, vamos a montar una tienda para trabajar yo, y eso se hizo. Preparamos una tiendita muy maja, con la que tuvimos mucho éxito. Yo trataba a los clientes con mucha simpatía y mucha gracia, y toda la gente salía contenta. Participé en todo, desde los catorce años estoy en el coro de la iglesia, y seguiré en lo que tenga voz, actué en comedias al público con mi padre, en veladas a montones , y alguna improvisación. Nos vestíamos de Reyes Magos y fuimos hasta Monforte. Participé en bailes, a los 70 años fui reina de las fiestas, porque hacía treinta años se había fundado una peña y querían gente de entonces.

Y lo último que he hecho es ser este año la pregonera de la fiesta, a los ochenta años, que eso nunca lo había pensado yo en mi vida.

 

MAGDALENA MAILLO CALAMA

 

Sentidos

Olor: el olor que recuerdo de cuando éramos pequeños a chamuscar el cerdo con helechos. La sangre, morcilla, chorizo, embuchar lomo, salar el jamón, olor a tomillo, a albahaca, café, coliflor, almoraduz.

Sabor: Patatas con bacalao, patatas meneás con tocino frito, migas, cocido, carne estofada.

Sonido: de las campanas, del pájaro cuco, los pardales, la golondrina.

Imagen: cuando murió mi marido, cuando monté en barco, la playa, cuando llevaba a mi hermana a la escuela. Cuando echaron helechos en la calle para hacer abono. Cuando íbamos a llevar la comida a mi padre a las viñas.

Sensación: la aguja, tocar una ortiga, un ratón, una culebra, ordeñar una cabra, tocar una gallina, el cerdo.

 

En mi pueblo si se hace el camino del agua se ven muchas montañas.

 

Mi pueblo es precioso. Un día en mi pueblo vino un campamento de militares. Lo mejor de mi pueblo es que vienen muchos turistas. En mi pueblo tenemos de todo, fruta, cerezas, higos. Si mi pueblo estuviera cerca de Salamanca, valdría un tesoro.

 

Fotografías

  1. Foto con mis hermanas.

En esta foto la mayor soy yo. La segunda es mi hermana Alfonsa. La tercera es mi hermana Isabel y la que tengo yo cogida es mi hermana Candela. Mi hermana Lucy no había nacido todavía.

Esta foto la sacaron en la escuela.

Tanta gracia hizo que la sacó la agencia Efe y la pusieron en Interviú.

Y este año salió en el periódico El Mundo.

Éramos muy felices. Jugábamos todas las niñas a juegos muy sencillos: la comba, la pelota y el escondite.

 

  1. Foto mirando el paisaje.

En esta foto estoy yo sola. Ya estaba casada. Era en las Cuevas del Águila, en Gredos. Estábamos de excursión.

Estaba muy contenta porque era la primera vez que veíamos unas cuevas.

 

AMBROSIA HERNANDEZ VICENTE

 

Sentidos

Olores: los olores de la matanza, castañas asadas, patatas asadas, orégano.

Sabores: sopas de ajo, carnina (para hacer chorizo), patatas con bacalao.

Sonido: campanas, cencerro de las cabras, carracas, rebuzno del burro, cerdos.

Tacto: higos secos.

Imagen: El día de la comunión de mis dos hijos mayores. El abuelo los vistió a los dos. Y hasta que no estuvimos en la iglesia, gracias a que una vecina me avisó, no nos dimos cuenta de que los dos llevaban los zapatos puestos del revés.

 

Plantar semillas

La huerta sembrada riega con cuidado la cosecha para mi gente.

 

Mi pueblo es un pueblo que he recorrido mucho y como él no hay nada.

Mi pueblo huele a matanza.

Un día en mi pueblo recorrí sus senderos y me gustó mucho.

Lo mejor de mi pueblo  la iglesia y sus caminos.

En mi pueblo hay un rio que se llama Monforte y tiene muchas cascadas.

Si mi pueblo  tuviese un castillo sería diferente.

 

RECUERDO

Me acuerdo cuando fui a dar a luz a mi hija María Jesús. El médico que me atendió (Don Isidoro) era del Real Madrid y aquella noche jugaban un partido. El médico dijo que hasta que su equipo no metiera un gol el bebé no nacería. Y así fue. El Real Madrid metió un gol y nació mi hija. En aquella época no se sabía si lo que venía era niño o niña. Yo ya tenía dos chicos y el médico me engañó y me dijo que lo que venía era otro niño, pero nació María Jesús.

 

 

TERESA MARTIN MARTÍN

 

Olores: cocido, repollo, albahaca.

Sabores: migas, sopas de pastor.

Sonido: esquila, la zorra.

Tacto: carne de matanza.

Vista: la boda de su hija.

 

Plantar semillas

La iglesia vieja parece poco a poco un pájaro en la luna.

 

Mi pueblo es especial.

Mi pueblo huele a rosas.

Un día en mi pueblo fui al baile.

Lo mejor de mi pueblo,  la iglesia.

En mi pueblo hay un rio al que van muchos turistas.

Ay, si mi pueblo tuviera un castillo.

 

RECUERDO

Me acuerdo de la boda de mi hija Tere. Se casó hace 25 años en Mogarraz. Y hace unos meses celebraron las bodas de plata en Benavente (Zamora) porque su marido desciende de allí. Nos lo pasamos muy bien. Hubo fiesta, baile, cine…

 

FOTOGRAFÍAS

 

  1. 1. Foto de la boda de mi hermana a finales de los 50.

La boda se celebró en Salamanca y se casaban mi hermana Lucía y Francisco. Fue hace más de 50 años. En la foto salimos mi hermano Lorenzo, la Tía Coca, mi sobrina Lourdes y yo.

Yo tendría alrededor de unos 20 años y estaba soltera. Hasta unos años después no me casé con mi marido a los 24.

Me veo muy guapa. Llevaba un vestido floreado, zapatos negros y un tocado en el pelo.

Lo pasamos muy bien.

 

  1. Foto de una comida de amigos.

Hace unos dos años estuvimos de excursión con unos amigos en Benavente (Zamora). Allí viven mi hija, yerno y nietas.

Fue en primavera, como en el mes de mayo. Nos juntamos con un grupo de amigos y estuvimos de fiesta.

En la foto salimos todos en la mesa del restaurante donde cenamos.

 

 

CARMEN MARTIN MARTÍN

 

Sentidos

Olores: garbanzos, cocido, hierbas.

Sabores: el de la Nueza (obleas, nueces, miel).

Sonidos: campanas, chirriera.

Tacto: castañuelas.

Vista: el vestido de comunión sin velo.

 

Plantar semillas

La casa es alegre y sueña poco a poco con los sentimientos sin gente.

 

 

Mi pueblo es bonito, hermoso, cariñoso.

Mi pueblo huele a rosas y claveles.

Un día en mi pueblo nací.

Lo mejor de mi pueblo, la iglesia.

En mi pueblo hay un rio con el puente del pontón que es muy bonito.

Si mi si tuviese playa, tendríamos playa y montaña a la vez.

 

 

DARÍO VALERO

 

Foto reciente

Dos de mis hijos atienden la barbacoa que crepita por las salpicaduras de grasa sobre el carbón. No es buena la llama directa para la carne, pero los cocineros son ellos.

Bajo el olivo corre Irene, observada de cerca por su prima Lucía. Gimena mira con desinterés la escena mientras yo sostengo un vaso de rica cerveza, del que daré buenos tragos.

Es el primer cumpleaños de las mellizas y nos hemos reunido las dos familias. A pesar de la fecha, el tiempo es magnífico, y nos permite relajarnos al aire libre.

 

Foto antigua

¿Tendría 5 o 6 años? No me equivoco mucho.

Llevo una camisa de color indefinido, que en lugar de botones se cerraba por arriba con un cordón.

De fondo se ve el mapa de España con las distintas regiones sombreadas en distintos colores. Y eran menos que ahora, Santander y Logroño eras Castilla la Vieja, así como Madrid que estaba del color de Castilla la Nueva.

Pero había algo en el mapa que me atrajo durante años, la fantástica situación de las Islas Canarias en un extraño rectángulo mocho en la esquina inferior derecha, invadiendo de forma geométricamente precisa lo que mucho después supe que era Túnez. Me maravillaba la preciosa línea azul claro que destacaba sobre el tono más verdoso del mar Mediterráneo y el ocre del continente africano.

¿Qué era pues esa línea cuyo aspecto no cambiaba al pasar del mar a la tierra?

Era edad de más preguntas que respuestas.

La foto me la hicieron en la escuela

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s